96.280 personas fallecidas y la mayor cantidad de casos confirmados en Europa y no completa vacunación en muchos de sus municipios.

Por: Ernestina Herrera  |   5 Abr, 2021 - 3:04 pm

El estadio principal de la ciudad francesa de Lyon abrió como un centro de vacunación el fin de semana de Pascua, mientras miles de personas pasaron las vacaciones haciendo fila para recibir inyecciones contra el coronavirus y el gobierno intentaba acelerar las vacunas ante un aumento en los casos de COVID-19.

Pero mientras Europa afronta su segunda Pascua consecutiva en pandemia, algunas ciudades francesas rechazaron la insistencia del presidente Emmanuel Macron de que no habría días libres durante la vacunación.

Las autoridades de Estrasburgo, en la frontera con Alemania, cerraron sus instalaciones de vacunación desde el Viernes Santo hasta el Lunes de Pascua para permitir que los trabajadores “por fin descansen un poco”, según un funcionario de la ciudad. Para garantizar que los residentes todavía tuvieran acceso a las inyecciones, la ciudad amplió el horario de vacunación y administró todo su suministro semanal de dosis entre el lunes y el jueves.

La ciudad de Sarcelles, al norte de París, sí mantuvo abiertos los sitios de vacunas el domingo.

La región circundante de Val d’Oise tiene ahora la tasa de infección por coronavirus más alta de Francia, y la situación en Sarcelles simboliza cómo la pandemia ha empeorado la desigualdad existente.

Mientras tanto, el ejército francés anunció que abriría siete centros de vacunación a partir del martes para ayudar a vacunar a los civiles.

Si bien el país se mantiene por detrás de Gran Bretaña y Estados Unidos en términos de vacunación de su población, el ritmo está comenzando a acelerarse. Francia ha administrado 12 millones de dosis de vacunas en total, incluido casi 1 millón en los últimos tres días, según cifras del gobierno.

Italia vacuna a curas y monjas

Los curas, las monjas y otros residentes de centros comunitarios están entre los grupos prioritarios para recibir la vacuna contra el coronavirus en Italia, según las nuevas normas del proceso.

La región de Piamonte incluso ha abierto un centro de vacunación especial para líderes de comunidades religiosas.

El Hospital de Cottolengo en Turín administrará la vacuna a líderes de las comunidades budista, católica, judía, musulmana, además de la waldesiana y otras instituciones no católicas.

El nuevo plan estipula la vacunación de personas según grupo etario, empezando con los de mayor edad o los que sufren de discapacidades y avanzando por etapas hacia los más jóvenes.

El gobernador de Piamonte Alberto Cirio ha calificado la campaña de vacunación como ejemplo de solidaridad entre las distintas comunidades y religiones. Las vacunas están siendo suministradas por el sistema de salud pública italiano.

NOTICIAS RELACIONADAS
Trump: Salida de tropas de EEUU en Afganistán no pueden coincidir con el 11S
Para el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, retirar hasta septiembre las tropas militares instaladas...
Leer más
Frustran plan de atentado contra presidente de Bielorrusia y sus hijos
Un plan de atentado contra el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, y sus hijos fue frustrado este...
Leer más
Raúl Castro abandona el secretariado del Partido Comunista de Cuba
A diez años de haber ocupado el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba, el político Raúl...
Leer más
En EE.UU estudian tercera dosis de vacuna contra el Covid-19 tras un año
Si bien aún se está estudiando la duración de la inmunidad después de la vacunación, podrían ser...
Leer más
Ocho muertos deja tiroteo en un almacén de postales en Indianápolis
La noche del jueves se registró un tiroteo en un almacén de la empresa de servicios postales FedEx de...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad