20May2024

Inteligencia ¿Cuál de ellas?

Por: Gloria Cuenca  |   1 Sep, 2023 - 2:23 pm

El padre que expresaba a su hija lo inteligente que era resultaba trascendente, en el pasado. Tuve ese reconocimiento de mí padre: valioso y estimado, especialmente para mi desarrollo profesional y de adulta. Antes, inteligentes solo eran los hombres. Reconocernos a las mujeres como inteligentes fue un avance. Reconocimiento que contribuyó fundamentalmente, en el avance del proceso de igualdad de los sexos.  Se trataba de una expresión directa y explícitamente que propiciaba la   esperanza de un futuro promisor en medio de contradicciones: el machismo, descalificaciones, avances, retrocesos y aceptación de nuestras cualidades como mujer. Mi familia, en especial mi padre, fue de avanzada. Permitió a mi madre estudiar en la Universidad en aquellos años, reconoció en nosotras sus hijas, la posibilidad de estar al mismo nivel que él y su hijo varón. ¡Una experiencia maravillosa, inigualable!

¿Qué significa exactamente ser inteligente? El diccionario dice: “capacidad o facultad de comprender, conocer y razonar”. ¿Cómo pensar que las mujeres no comprendemos, no conocemos y no razonamos? Para el mundo machista, inaceptable. No obstante, el desarrollo de la vida misma demuestra que las mujeres, claro que comprendemos, conocemos y razonamos. Se aceptó que somos inteligentes. ¡Gracias a Dios! El mundo no seguiría andando sí así no fuera.

Los grandes descubrimientos y logros habrían tardado mucho más, sin la cooperación femenina. La cuestión no se ha quedado allí, cada vez es más compleja. Después de décadas y transcurridos unos cuantos años, un psicólogo, el Dr. Daniel Goleman, dio un giro trascendental a lo que conocíamos sobre el tema. (Se hablaba, solo del CI, Cociente Intelectual) Planteó una nueva dimensión de la inteligencia. Por primera vez, se habló de la “inteligencia emocional”.

Fue una especie de revolución, para algunos un trauma; sobre lo que cuesta a muchas personas hablar, especialmente a los varones. De una vez ese autor, los apuntó señalando que estaban muy “atrasados” en este tipo de inteligencia. Se refirió al manejo de las emociones, que tradicionalmente, les prohibieron expresar a los hombres. ¿Cómo manejarlas, entonces? Por fortuna, a la par de la liberación femenina, se ha dado permiso al sexo masculino para qué “sientan”. ¿Una locura? Sí, también de mi época, era el dicho “los hombres no lloran”.

Las únicas emociones, que tenían “permiso para expresar los hombres”: rabia y alegría. Sin embargo, la alegría, permitida solo sí, el individuo libaba alcohol. Sin mucha consciencia. Así sí. De resto: rabia y más rabia. ¿El miedo? Totalmente prohibido. ¿Cómo manejar la inteligencia emocional si no tenían permiso para sentir emociones? ¿Si se les prohibía radicalmente que sintieran? No se sabía de la existencia, de una vinculación directa entre las emociones y la capacidad para desarrollar determinados aspectos de la personalidad y, de la misma inteligencia, del CI. Por ejemplo, al dejar de expresar y sentir tristeza, la persona no tiene la misma capacidad intelectual. Pues la tristeza conduce

a la inteligencia, en el sentido de que cuando el individuo se siente triste, llora y expresa esa emoción; no debe, ni puede quedarse allí. Transcurrido un lapso, seguramente, se secará las lagrimas y decidirá que debe hacer para encontrar respuesta a la situación en que se encuentra. Llorar libera, dirá un terapeuta y, también, estimula el crecimiento de la persona. Así se pone en acción, la inteligencia emocional. Como sí fuera poco este descubrimiento, se reconoce, al fin, otra inteligencia: la inteligencia espiritual.

Estudiada y varias veces, señalada y referida por los maestros orientales. Finalmente, en occidente, deciden estudiar la posibilidad de la existencia de una inteligencia de tipo espiritual, encontrándose evidencias de la misma, por vía de la glándula pineal. Trascendental, ya que este tipo de inteligencia, auspicia el tener valores, aumenta la creatividad y la Fe. ¡Urgente, en estos tiempos! Finalmente, la referencia a la inteligencia artificial, que ha puesto en ascuas al planeta: ¿irá más allá de lo previsto y dominará a los humanos? Interesante recordar que cada vez que el humano descubre, inventa, crea nuevos aspectos y dimensiones de la vida; quienes se encuentran desde el lado más lejano se aterran, la perspectiva: lo construido será destruido, inutilizado. Es hora de adaptarse a los cambios.

No hay de otra. El futuro, cambiante y promisorio. Además, desconocido. No sabemos la reacción de los humanos cuando se inventó la rueda. No hay registro de ese momento. Todos los grandes avances: la máquina de vapor y la revolución industrial, los tipos móviles de Gutenberg, la incorporación de las tecnologías a lo cotidiano, produjeron grandes avances, conjuntamente con temores, por lo desconocido. Algunos reales, otros infundados. Por supuesto, desaparecieron puestos de trabajo y aparecieron otros.

El ciclo de la vida sigue. No entrar en pánico. Habrá de todo como siempre, los que reciben una gran ayuda y los que sufren con la IA. Un nuevo e interesante proceso de avance que seguramente se reglamentará, habrá descubrimientos e innovaciones; serán beneficiosos. El humano al frente   del proceso. No tengo dudas. ¿Inteligencia artificial, con emociones y espíritu? Será difícil.  Amanecerá y veremos.

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.