El Diálogo está en Mora

Por: Claudio Fermín  |   4 May, 2021 - 11:01 am

La cultura de la confrontación política extrema tiene hondas raíces. Sigue su curso a pesar de la experiencia histórica de muchos pueblos y de prédicas y advertencias que alertan sobre el terrible daño que hace a nuestra sociedad. Sus cultores encuentran un deleite especial en la extinción del que llaman el contrario, sin detenerse a examinar el tiempo malgastado en la mutua destrucción y las oportunidades perdidas para las coincidencias, la cooperación y el logro de avances deseados por todos.

Hemos insistido en la necesidad de concentrar nuestros esfuerzos en promover acuerdos. En contra de quienes han hecho del conflicto político un culto, sostenemos que la concordia es el clima necesario para impulsar el bienestar humano. De la discordia programada y continua sólo queda destrucción y desolación.

En el campo de la economía está claro que, de un ambiente de violencia política, de inestabilidad e inseguridad generalizada, los capitales huyen en estampida. Sin inversiones en agricultura, en turismo, en industria pesada, en manufacturas, en comercio, en construcción, y en nuestro caso muy especialmente en petróleo, no habrá fuentes de empleo. Sin ingresos la familia se destruye. Las mayorías van quedando al margen del consumo de alimentos, calzados, textiles, transporte, vivienda, recreación. La pobreza y la miseria prevalecen. Ese es el producto final del conflicto sostenido en alto grado, permanente y sin fin, del cual algunos sectores se ufanan porque logran la aniquilación de adversarios, que al parecer era el único objetivo de sus luchas.

BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.