CONTABILIDAD Y BLOCKCHAIN

Por: Noguel Rodríguez  |   1 Jun, 2021 - 6:34 pm

La contabilidad surge como necesidad social de control y distribución de la producción en épocas en que no se tenía la menor idea de equivalente universal, ni de comercio.  Las investigaciones realizadas   es este campo muestran cómo se pudo llevar   cuentas de las actividades de las comunidades sin requerir el cálculo matemático, la escritura y desde luego la moneda. Los orígenes de la contabilidad, o por lo menos de las evidencias de su práctica se remontan al año 8.000 antes de nuestra era. De esta época proceden los mecanismos de fichas contables, aplicados en una sociedad dedicada a actividades pastoriles y agrícolas. Ha pasado por diferentes etapas entre ellas:

  • En la época medieval, el hombre se vio obligado a llevar registros y controles de sus propiedades para guardar la información requerida.
  • Se ha demostrado a través de diversos historiadores que, en épocas como la egipcia o romana, se empleaban técnicas contables que se derivan del intercambio comercial.
  • El inicio de la literatura contable queda circunscrito a la obra del franciscano Fray Luca Paccioli de 1494 titulada “La Summa de Arithmética, Geometría Proportioni et Proportionalita”, en donde se considera el concepto de partida doble por primera vez. El comerciante exitoso, declara Paccioli, necesita tres cosas: dinero suficiente en efectivo, el libro de registro y un sistema de contabilidad que le permiten ver sus finanzas.

La contabilidad surgió entonces   como necesidad imperiosa de crear un conjunto de procesos prácticos destinados a suplir la memoria de los mercaderes a partir del momento en que ella se mostró incapaz de fijar y de reproducir con absoluta fidelidad, en cualquier momento, las cantidades y valores de las mercancías por ellos vendidas a crédito.  La introducción del crédito en el mundo de los negocios es […] más antigua de lo que muchos ciertamente juzgarán, pudiendo así mismo afirmarse que se remonta a los antiguos tiempos de las sociedades primitivas (Amorim, s/n,p.9).

En el proceso de universalización normativa no existe un vector epistemológico, que defina la construcción de un objeto de investigación a partir de una problemática teórica, que permita someter  a un riguroso examen  todos los aspectos de la realidad; por el contrario, lo que existe es una imagen mutilada de esa realidad, que pretende hacer del pragmatismo utilitario y de la subordinación de la norma a los hechos, los imperativos únicos de legitimación del conocimiento, algo así como lo que planteara Niestzsche “el dogma de la inmaculada percepción”. Al no tener en cuenta esos preliminares epistemológicos, la regulación contable, tiende a convertir lo diferente en idéntico, a comparar lo incomparable, a identificar lo diferente y a desechar comparar lo comparable”.(Martinez, 2009, p.30)

Actualmente surge una tecnología que inicia una nueva fase en la información financiera denominada   Blockchain   y se define como un libro mayor distribuido que por su   organización está profundamente unido a la práctica contable.  La tecnología blockchain suministra la oportunidad de un triple registro imborrable sobre los métodos contables certificando la autenticidad de la información. Se crea una base de datos distribuida y replicada en múltiples nodos   de la red, en donde cada bloque confirma y enlaza el anterior, de esta forma se puede realizar un seguimiento de la trazabilidad de la transacción. B

Este proceso representaría   la máxima transparencia en las transacciones   que se producen en una red blockchain pública y abierta totalmente, sin ninguna restricción para ser usuario y con un acceso completo para cualquier persona a la información. La digitalización en la contabilidad, blockchain y la inteligencia artificial pueden dar un impulso transformador en los procesos contables y en especial en aspectos de control y verificación. Como es sabido, el sistema contable está basado en múltiples mecanismos de control, en buena parte realizados de forma manual que exige esfuerzos duplicados en muchas ocasiones, como son las tareas de conciliación (Deloitte 2016).

La contabilidad debe adaptarse y preparar a la  profesionales en la automatización   y revisión de procesos para   simplificar tareas   y abocarse al análisis que propician las nuevas tecnologías.

Etiquetas01junopinion
Síguenos en Google News
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.