4Jun2023

Gobernantes de varias naciones condenaron los actos violentos de un sector de la sociedad que no acepta la victoria en las urnas del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y durante esta jornada tomó el Palacio de Planalto (sede del Ejecutivo), el Congreso Nacional y la sede del Supremo Tribunal Federal

Por: Mariela Ramirez  |   9 Ene, 2023 - 9:17 am

Líderes y organizaciones políticas de América Latina y el Caribe, fundamentalmente, repudiaron los ataques a la democracia que perpetraron este domingo simpatizantes del expresidente brasileño, Jair Bolsonaro, quienes invadieron las sedes de los tres poderes del Estado en la capital de esa nación, Brasilia.

Gobernantes de varias naciones condenaron los actos violentos de un sector de la sociedad que no acepta la victoria en las urnas del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y durante esta jornada tomó el Palacio de Planalto (sede del Ejecutivo), el Congreso Nacional y la sede del Supremo Tribunal Federal.

Reportes de prensa dan cuenta de que fuerzas de seguridad en estos momentos retoman el control de dichas instituciones, luego de que fueran invadidas y vandalizadas por grupos violentos alentados por el exmandatario de extrema derecha.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, manifestó a través de Twitter: “Condenamos enérgicamente los actos violentos y antidemocráticos que ocurren en Brasil, con el objetivo de generar caos e irrespetar la voluntad popular expresada con la elección del presidente Lula. Expresamos todo nuestro respaldo y solidaridad a Lula y su Gobierno”.

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, se opuso de manera categórica a «la violencia generada por los grupos neofascistas de Bolsonaro que han asaltado las instituciones democráticas del Brasil» y aseguró que el pueblo brasileño «se movilizará en defensa de la paz y de su Presidente».

En un comunicado emitido por la Cancillería, el Gobierno de Venezuela expresó su solidaridad con el pueblo de Brasil, el presidente Lula da Silva y sus instituciones democráticas «ante el intento por parte de fuerzas violentas de subvertir el orden constitucional y solicitar una intervención militar».

Además de condenar la violencia política, Caracas aseveró que «grupos fascistas y de extrema derecha (…) intentan desconocer el resultado de las elecciones democráticas del pasado mes de octubre y buscan atentar contra la paz social y política del hermano pueblo brasileño, su gobierno y toda la región».

El Gobierno venezolano manifestó su confianza en la convicción democrática del pueblo brasileño y en que las Fuerzas Armadas de ese país «defiendan su compromiso con la Constitución y no se presten para aventuras golpistas».

El mandatario argentino, Alberto Fernández, se posicionó “junto al pueblo brasileño para defender la democracia y no permitir nunca más el regreso de los fantasmas golpistas que la derecha promueve. Demostremos con firmeza y unidad nuestra total adhesión al Gobierno elegido democráticamente por los brasileños que encabeza el presidente Lula”, dijo.

Fernández también afirmó que, en su condición de presidente de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac) y del Mercado Común del Sur (Mercosur), puso en alerta a los países miembros para que unirse contra «esta inaceptable reacción antidemocrática que intenta imponerse en Brasil».

Los actos violentos de la derecha brasileña también fueron rechazados por la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien valoró que reeditan el asalto al Capitolio de Estados Unidos en enero de 2021.

A juicio de la mandataria, las nuevas derechas contemporáneas se caracterizan por «los discursos del odio en medios de comunicación y redes sociales, la estigmatización del que no piensa igual, hasta querer inclusive suprimir su vida, y la violencia».

Al Gobierno electo por el pueblo de Brasil no le faltó el apoyo del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró que «Lula no está solo; cuenta con el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo».

Además de oponerse a las acciones de grupos antidemocráticos y solidarizarse con las autoridades brasileñas, el presidente de Bolivia, Luis Arce, manifestó: «Los fascistas siempre buscarán tomar por la fuerza lo que no lograron en las urnas».

 Vía telesurtv.net/  Foto cortesía

Síguenos en Google News
NOTICIAS RELACIONADAS
Erdogan jura mandato y promete hacer realidad Visión de Siglo de Turquía
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, jura su cargo para un nuevo mandato presidencial de cinco años, y...
Leer más
Latinoamérica debería crecer el doble para reducir la pobreza, dice Banco Mundial
La región de América Latina y el Caribe debería crecer en torno al 5 % los...
Leer más
Precios de los alimentos bajaron en mayo, según la FAO
El índice de referencia de los precios de los alimentos básicos bajó en mayo, con cambios significativos en los cereales, aceites...
Leer más
Incendio destruye otro albergue de estudiantes en el Esequibo
Un incendio destruyó este jueves un dormitorio femenino en el que se alojan estudiantes de varios pueblos en...
Leer más
Guerra interna en el gobierno de Petro: la pelea entre la jefa de gabinete y el embajador Benedetti
El gobierno del presidente colombiano Gustavo Petro se ha sumido esta semana en una...
Leer más

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.