Esto como precaución por los sucesos ocurridos tras las explosiones por bombonas de gas que en la entidad ha dejado 6 víctimas mortales

Por: José Alexander Piñango  |   20 Ene, 2021 - 3:14 pm

Gastar entre 8 y 25 dólares en una cocina eléctrica, bien sea con una o cuatro hornillas, alivia el temor y la incertidumbre que en estos últimos días ha crecido en la población maturinés luego de los fatídicos resultados que en menos de un mes dejaron las explosiones por bombonas de gas.

Y es que aún cuando las autoridades regionales aseguraron que los siniestros sucedieron por “fuga de gas” debido a las malas conexiones de manguera, los pobladores prefieren “gastar sus recursos comprando cocinas artesanales o montar fogones para preparar sus comidas que unirse al padecimiento de las familias de los afectados por los cilindros”.

Para Lisbeth Salazar, quien reside en una de las calles del sector Sabana Grande, “el tan sólo pensar que yo o alguien de mi familia pueda salir gravemente lastimada por estos hechos me infunde pánico, por eso es preferible cocinar a leña así tenga el gas en mi casa”.

En la comunidad donde habita Salazar hay al menos 546 viviendas, entre las cuales asegura hay bombonas que se encuentran en mal estado. “Los camioneros han recibido esos cilindros y aún así viendo el estado en el que se encuentran las devuelven a sus dueños luego de ir al llenadero”, indicó sin especificar el número de cilindros en supuesto deterioro.

Por su parte, Zuly Rivas, quien vive en la zona céntrica de Maturín, específicamente en Palo Negro, apoya la decisión del gobierno regional en distribuir las bombonas de gas casa por casa y bajo la supervisión de expertos en la materia.

“Los jefes de calle no pueden estar a cargo de la distribución y venta de los cilindros porque desconocen a profundidad las consecuencias que dejan el mal manejo de los mismos”, precisó.

Instó también a las autoridades a supervisar las localidades para que se cumplan sus lineamientos en vista de lo sucedido el pasado martes en la población de Caripito, donde se incendió la mitad de una vivienda luego que explotara uno de los cilindros que estaban siendo entregados a los residentes.

Heydi Ugas, habitante de La Puente, recomendó a los monaguenses a tomar las previsiones necesarias como “revisar los cilindros antes de prender las hornillas de su cocina o mantener abierta las puertas y ventanas”.

Muertos, heridos y viviendas devastadas

Desde el pasado 28 de diciembre del 2020 hasta el 19 de enero del presente año, seis monaguenses han perdido la vida, casi 50 luchan por sanar sus quemaduras y tres viviendas fueron consumidas por el fuego abrasador que provocaron las más de 160 bombonas de gas.

El caso de mayor connotación fue el 28 de diciembre en el Caño de Los Becerros, población ubicada en el municipio Piar, en el estado Monagas.

Allí, casi 50 ciudadanos sufrieron quemaduras de primer, segundo y tercer grado producto del estallido de 161 cilindros. Del número de afectados, hasta ahora fallecieron cinco (dos niñas, una adolescente, una mujer de 28 años y un adulto mayor de 60).

Según lo investigado por las autoridades regionales, la explosión se debió al contacto que tuvo una colilla de cigarro con el gas que escapó de uno de los cilindros, informó la presidenta de Gasmaca, Luisana Betancour.

La segunda tragedia fue en el sector Costo Abajo, de la parroquia Boquerón, en Maturín, donde una familia de tres integrantes ( padres e hijo) resultó quemada al estallar el cilindro dentro de su vivienda. Tras el hecho, murió el pequeño de cuatro años.

Según Gasmaca también fue por una fuga de gas que aparentemente hizo contacto con un bombillo que prendió una de las víctimas al levantarse en la mañana.

Luego, la tarde del martes 19 de enero, la mitad de una vivienda ubicada en el sector Caripe Viejo de Caripito, en el municipio Bolívar, fue consumida por las llamas. El escape de gas sigue siendo la hipótesis que maneja el Estado en este nuevo siniestro.

Aunque no hubo heridos ni fallecidos que lamentar, se supo por fuentes cercanas al lugar, que dos mujeres se “desmayaron” tras salir disparadas de la vivienda en donde supuestamente estaban entregando unos cilindros, aún cuando el gobierno regional prohibió tras los primeros sucesos los centros de acopio en las comunidades.

NOTICIAS RELACIONADAS
Cruz Roja  da asistencia a comunidades zamoranas
Acatando los siete principios fundamentales de la Cruz Roja Internacional, el equipo de voluntarios del Subcomité Punta de Mata, dan...
Leer más
Monagas alcanzará 100 Bases de Misiones operativas en mayo
En el marco del Plan Nacional de Adecuación, Adaptación y Rehabilitación de nuevas Bases de Misiones, se estima que para finales del mes...
Leer más
Usuarios de Movistar reportan caída de plataforma en Maturín
Usuarios de la empresa de telefonía Movistar reportaron desde tempranas horas de este sábado 8 de mayo, la...
Leer más
Corpoelec anuncia corte eléctrico por tres horas en centro de Maturín
Varios sectores, incluyendo algunas clínicas de la ciudad de Maturín, no contarán con el suministro de...
Leer más
Protocolizarán más de 670 viviendas en 3 urbanismos de Maturín
No menos de 672 viviendas fueron priorizadas para ser protocolizadas a través del Plan Monagas que adelanta el...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad