13 de junio de 2018 | 4005 Visitas hasta ahora...

Los muertos se ponen piches en la morgue de Maturín

“Los que entren”, es la cantidad de cuerpos sin vida que meten en las dos únicas cavas que operan a media máquina en la morgue del Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar” (Humnt), de Maturín, sin embargo, estos espacios de congelación tienen capacidad solo para ochos cadáveres.

Esta situación fue denunciada por un grupo de ciudadanos que prefirieron mantenerse en anonimato, pues, las críticas condiciones de la unidad de Patología forense, han ocasionado que muchos cuerpos se descompongan por la proliferación de bacterias.

Explicaron que, desde hace dos semanas aproximadamente, las neveras han presentando fallas; no están congelando, solo mantienen los cuerpos frescos.

“Esto significa que no tienen la capacidad para conservar los cuerpos que en muchos casos duran meses en estas condiciones”, detallaron.

Es por eso que el pasado fin de semana, más de 10 cadáveres fueron sepultados en una fosa común por presentar avanzado estado de descomposición, hasta aquellos que no fueron reclamados y no tenían ni cinco días de haber sido ingresados.

Instalaciones de terror
Como si fuera poco, desde hace seis años, el aire acondicionado de las instalaciones de la medicatura forense dejó de funcionar, lo que pone en riesgo la vida de quienes laboran en este ambiente.

Una fuente médica detalló que “los cadáveres proliferan hongos y bacterias capaces de producir infecciones respiratorias, gástricas y de la piel, y es impredecible la cantidad de cultivo de bacterias que se encuentran en lugar”.

Aparte de las deplorables condiciones en las que se encuentra la sala de autopsia, los técnicos se ven obligados a practicar los estudios forenses sin las indumentarias adecuadas.
“Por todos lados hay zancudos, las paredes están llenas de hongos y de sangre y los olores son insoportables”, expresaron.

Colapso en la morgue
Al ser la principal morgue del estado Monagas, a diario son ingresados hasta 10 personas tanto por enfermedades terminales, así como también por diferentes hechos violentos que colapsan el servicio patológico.

Uno de los factores que contribuyen al colapso de la morgue son los ingresos por presuntos enfrentamientos.

Aseveró un familiar de uno de los fallecidos por esta causa, dijo que el proceso para retirar los cuerpos, es una odisea total, “tenemos que esperar hasta tres días para que Fiscalía reconozca a los abatidos, por lo tanto hay que esperar, o en muchos casos pagar para agilizar el proceso”.

Sin pena ni gloria
Muchos de los cuerpos con mucha data en la morgue del Humnt, se debe a que los familiares no cuentan con recursos económicos para la contratación de un servicio funerario, y en muchos casos sus deudos desconocen el paradero de sus familiares y la morgue es el último lugar al que acuden a buscarlos. //Omar Padrón

Comparte esta publicación

Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

16 caricatura