8 de enero de 2018 | 1324 Visitas hasta ahora...

Esto es lo que más excita a las mujeres antes de la penetración

Numerosos estudios explican que las mujeres prefieren charlas, caricias y juegos previos antes de pasar a la penetración. Psychology Today afirma que “los hombres se excitan tan rápido como la luz, mientras que para que las mujeres se pongan a tono necesitan preliminares”.

Investigadores de la Universidad de Queens, en Nueva York, concluyen que muchos hombres estimulan zonas erógenas equivocadas de la mujer, aquellas que a ellos les apetece tocar pero que no son las que siempre las excitan más. Además, muchos varones consideran que jugar 20 o 30 minutos antes de iniciar el coito propiamente dicho es suficiente y no es así, no siempre al menos.

El citado estudio, que monitorizó el comportamiento de 31 mujeres, determina que ellos deben centrarse sobre todo en la vagina y la vulva.

Con la ropa puesta

Por supuesto, no es necesario que ella esté desnuda para alcanzar el orgasmo. Con la ropa puesta puede llegar al clímax solo subiendo las manos lentamente desde las rodillas a la vagina, pasando por la cara interna de los muslos. Tómate el tiempo que sea necesario. El ritmo lo marca ella y para interpretarlo basta estar atento a las reacciones de su cuerpo. Una vez en la zona vaginal, realiza movimientos circulares y verticales. Cuando notes que ella está a punto de llegar, puedes hacer una especie de pellizcos en la zona del clítoris sin apretar en exceso.

La importancia de los dedos

La masturbación en su forma más clásica consiste en introducir en la vagina los dedos y moverlos dentro. El error más extendido es introducir los dedos simulando una penetración. Jamás lo hagas. Es recomendable meterlos en forma de gancho y practicando presión presión hacia la parte superior estimulando el conocido punto G. Es recomendable combinar estos movimientos con masajes en el clítoris.

Sexo oral

No succionar y concentrarse en el clítoris marcando los tiempos, sin prisas, es el mejor de los consejos. Una vez más, es importante estar atento a su reacción y seguir su ritmo. Las señales son fáciles de interpretar por lo general. Tampoco es el mejor camino introducir la lengua en el interior de la vagina. // Nueva Mujer

Comparte esta publicación

Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

16 caricatura