11 de junio de 2018 | 338 Visitas hasta ahora...

La 5ta, la 6ta y hasta la 7ta M

Por Luis Eduardo Martínez Hidalgo

Dos semanas atrás titulé mi columna “Las 3 o mejor las 4 M”.  Citando a Oppenheimer sumé a las M que él señaló podrían blindar a Maduro en el gobierno –Migración, Miseria y México- la M de Mezquindad que caracteriza a buena parte de quienes hacen oposición para advertir que cuidado reeditábamos la triste experiencia de Zimbabue.

Pasado pocosdíasafirmo que son más los venezolanos que se marchan, más la miseria, más las posibilidades de López Obrador en México y más la mezquindad entre los opositores y quien dude solo tiene que asomarse a las redes sociales.

Lo que no pude anticipar fue la 5ta M que hoy impacta escenarios como hay muchos que no ven la 6ta y hasta la 7ma M.

Madrid, la 5ta M: por una moción de censura, la primera exitosa en la historia reciente de España, cae el Presidente del gobierno. Rajoy, de losmás enconados adversarios deloficialismo venezolano y firme partidario de la oposición es ya pasado y será Sánchez del PSOE con una variopinta de izquierdistas radicales e independistas a su lado, quien decidirá el rumbo de la política exterior española previsiblemente distinta a la de su comprometido –con nuestra causa- antecesor.

Un Senador amigo, delPP, me escribió un WhatsApp minutos antes del inicio de la votación en el Palacio de las Cortes: “Estarán enfriando el champagne en Miraflores”.

Para quienes apuestan al éxito de la salida de Maduro en la intervención extranjera, la defenestración de Rajoy pone la cosa más difícil.

La sexta M noes una, sinoson dos: Maduro Moros.

De Juan Vicente Gómez se burlaron hasta el cansancio. Oí muchas veces a mi abuela –cuyo hermano salió de preso en La Rotunda a morir tísico- decir que era bruto, leía el periódico al revés y no sabía hablar. Nunca contradecí a mi abuela pero alguna vez estuve tentado a decirle: ¡pero gobernó 27 años! Escuché infinidad de  conversaciones donde hacían mofa de  Chávezpor ignorante, embustero,  malhablado, incapaz, pero lo cierto es que murió mandando.

Es mucho el palo que le hemos dado –no me excluyo- a Maduro pero hoy mantiene los resortes del poder en sus manos y juega duro. La realización de las cuestionadas elecciones, la liberación de Holt primero y de otros presos políticos después, la multiplicación de sus encuentros con empresarios, banqueros, dueños de medios, gobernadores militantes de la oposición, dirigentes de partidos, los puentes que según me comentan conocidos bien informados tiende con gobiernos extranjeros son señales suficientes que Maduro no prepara maletas para marcharse. Es cierto que la reciente resolución de la OEA inyectóánimos y muestra como la gran mayoría del continente desconoce la legitimidad presidencial pero esta por sí sola no es suficiente si internamente no reaccionamos con idéntico afán.

¿Y la 7ma M? Pueden reírse pero es el Mundial Rusia 2018 que se inicia este 14 y que durante un mes mantendrá a millones pendientes de su desarrollo. Quienes sabemos cuánto se han enfriado la calle debemos estar al tanto del efecto adormecedor de la contienda mundialista.

Ni modo, la cuesta es larga pero no es aceptable rendirnos.

 

 

Comparte esta publicación

Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura