11 de julio de 2018 | 231 Visitas hasta ahora...

“En el país se ejecutan fórmulas de violencia que vienen de afuera y no son de cultura nacional”

María Eugenia Solorzano, quien es la responsable de la Oficina de Prevención del Delito adscrita al Ministerio de Relaciones Interiores, reconoce que verdaderamente se vienen suscitando entre los jóvenes venezolanos, no solo aquí en Monagas sino en todo el país, conductas violentas que evidentemente responden a otras culturas externas que no tienen nada que ver con Venezuela.

Al preguntarle en el programa radial El Periódico con los Vecinos si con estas afirmaciones se refiere a la influencia cada vez mayor que tienen lo que llaman “la cultura del pranato” sobre los jóvenes venezolanos, respondió:
-Verdaderamente yo descarto esa categorización porque los pranes están presos, pero realmente los muchachos quieren imitar a quienes desde el mundo del delito manifiestan un poder que se traduce en carros, dinero, mujeres y todo lo adquirido fácilmente, esos patrones de conducta son caldo de cultivo para que los muchachos incursionen en delito.

-¿De qué manera ustedes trabajan para evitar estas acciones que se traducen en violencia juvenil?
-Trabajamos de manera permanente con talleres en las escuelas; en las comunidades con talleres de familia donde hacemos que los padres recapaciten sobre la forma en que se comunican con sus hijos, en la mayoría de los casos hay problemas comunicacionales graves, la mayoría de los muchachos están solicitando urgentemente atención, vienen de sectores populares vulnerables que son precisamente los que nosotros atendemos, muchos pertenecen a familias disfuncionales, y hacia allá va precisamente nuestra atención.

Señaló María Eugenia Solórzano que con prevención del delito trabajan una serie de funcionarios, un total de 11, entre los cuales se encuentran sociólogos, psicólogos, abogados penalistas y además se vincula cada una de las acciones que ejecutan de manera coordinada con organismos como la ONA, Protección Civil y hasta Bomberos que trabajan de manera coordinada.

Drogas y prostitución los problemas más serios
Señaló Solórzano que los aspectos que se reportan como la mayor incidencia de conflictividad entre los jóvenes de Monagas no escapan a los que se producen a nivel nacional, en primer lugar, el consumo de drogas y también el uso de muchachos en el tráfico de drogas, señalando la funcionaria que la mayoría no se da cuenta de los perjuicios que provoca, sobre todo la aceptación de consumo de alcohol entre los muchachos, permitiendo que con un trago por aquello de que es lícito puedan utilizarlos los jóvenes.

“Del consumo de alcohol -señala- los muchachos pasan fácilmente a la droga y es bien claro que los jóvenes son los más vulnerables cuando se trata de ser utilizados por bandas para el tráfico de drogas”. También se refirió a la incidencia cada vez mayor de jovencitas en prostitución y al respecto preguntó la periodista:

-¿Tienen conocimiento ustedes desde la ONA en que la avenida Bolívar de Maturín está siendo tomada por muchachas de muy temprana edad que están iniciándose en la prostitución infantil?
-Tenemos conocimiento, hemos recibido denuncias al respecto, los organismos de seguridad son los llamados a actuar en estos casos, acuérdense que nuestra función es meramente preventiva. //Ernestina Herrera

Comparte esta publicación

Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura