9 de julio de 2018 | 1744 Visitas hasta ahora...

Curiosidades del sexo y datos fascinantes

Para proponeros un poco de lectura agradable e interesante hemos hecho una recopilación de una lista de 10 curiosidades del sexo y datos fascinantes e interesantes que también podéis compartir con vuestras parejas y amistades… ¡Diversión asegurada!

1. Los orgasmos nocturnos mientras dormimos no son solamente un fenómeno masculino: también muchas mujeres los tienen. El famoso y mítico estudio sobre la sexualidad femenina de Alfred Kinsey, revolucionario en su momento en los años 60 del siglo pasado reveló que el 37% de las mujeres a las que había entrevistado y analizado para su estudio habían tenido al menos uno de estos orgasmos nocturnos y ya bien entrados en los cuarenta.

Otra cosa que no es exclusivamente masculina es la erección al despertarse. Las mujeres muchas veces se despiertan con el equivalente clitorial a una erección peneana matutina. Se calcula que cada uno de [email protected] experimentamos entre 4 y 5 erecciones de pene o de clítoris cada noche mientras recorremos los círculos y fases del sueño REM.

3. Y dado que estamos hablando del sueño nocturno… diversas investigaciones han revelado que la gente que duerme boca abajo sobre el abdomen tiene más sueños eróticos. La razón de ello quizás estriba en el hecho de que dormir en esta postura supone una mayor presión sobre la zona genital lo que a su vez se transmite a la zona neuronal y por lo tanto, a nuestros sueños nocturnos.

4. Contrariamente a lo que la gente suele creer, el riesgo de sufrir un ataque al corazón mientras se practica el sexo es muy bajo. Lo interesante es a quién afecta, si es que llega a producirse el caso. Los investigadores médicos han descubierto que es mucho más probable que lo padezcan hombres que mujeres. Seguramente se debe a que la infidelidad supone un factor de estrés bastante importante (sentimientos de culpa, ansiedad, presión por demostrar sus capacidades…), que a su vez cargan aún más el sistema cardiovascular pudiendo llevarlo a sobrecarga.

5. Algunas mujeres pueden llegar al orgasmo con la estimulación de los pezones. Hay una razón muy simple: diversas investigaciones han demostrado cómo la estimulación de los pezones activa la misma región cerebral (el córtex sensorial genital) que la estimulación de la vagina, la cérvix y el clítoris.

6.  Los orgasmos no solo una “cosa” humana: los animales también los tienen. Obviamente no sabemos ni podemos saber todavía cuál es la experiencia psicológica durante el orgasmo de animales o al menos, de animales no primates (en los primates, posiblemente sea muy parecida a la nuestra). Pero todo parece indicar que sienten el mismo placer que nosotros. No hay más que ver las fotos con las expresiones de algunos de ellos en el momento culminante.

7.  Algunos estudios han mostrado cómo la profundidad media de una vagina es un poco menor que la longitud media de un pene. Probablemente ésta es la razón por la que – de nuevo, contrariamente al mito generalizado- la mayoría de las mujeres no muestran mucho entusiasmo ante un pene grande o enorme, incluso sin haber experimentado la penetración de uno previamente. La obsesión por el tamaño parece ser más bien un tema masculino. A día de hoy existen diferentes métodos naturales para aumentar ese tamaño del pene ya acabar con complejos de este tipo como serían las pastillas para alargar el pene SizeGain Plus que además ayudan a mejorar la potencia sexual.

8. La distancia que existe entre el clítoris y la abertura vaginal en cada caso es un indicador de la mayor o menor facilidad o probabilidad de llegar a un orgasmo durante el coito según han demostrado varios estudios. Hay una regla de tres muy fácil: cuando la distancia es inferior a la anchura del dedo pulgar de la propia mujer, le será más fácil llegar al orgasmo sin necesidad de estimulación previa del clítoris.

9.  Con la masturbación cambia la percepción de los que es sexualmente atractivo y excitante. De hecho, hay muchos estudios que demuestran que durante la masturbación prácticamente casi cualquier cosa y cualquier persona pueden llegar a ser sexualmente excitante de alguna manera. Esto naturalmente tiene muchas implicaciones interesantes – no hay más que pensar en el desarrollo de determinados intereses sexuales inusuales o poco convencionales y que solo salen a la luz con la masturbación.

10. Es muy raro pero a alguna gente le da por estornudar después de haber alcanzado el orgasmo. Hay una variante aún más curiosa y son los ataques de estornudos simplemente al experimentar una sensación de excitación de tipo sexual. Pues existen.

//Más que Salud
Comparte esta publicación

Loading...

Edición impresa

1

Caricatura