Síguenos en:

Estrategias para la implementación de la Educación Financiera

Por: Noguel Rodríguez  |   18 Feb, 2021 - 9:39 am

Una estrategia de acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española se define como:  Arte, traza para dirigir un asunto, partiendo de allí   es necesario comenzar a configurar un programa de educación financiera que considere mediante un estudio la percepción o la preparación que tiene la población en esta área.  Estos datos así recopilados y analizados permitirán formular estrategias y políticas públicas en el uso adecuado del dinero, el ahorro y la inversión.

La naturaleza de   las políticas públicas dirigidas a implementar la   educación financiera requiere que el poder ejecutivo   en su ámbito nacional, estadal y municipal   establezcan mecanismos de financiamiento y participación de la colectividad y   emprendedores para garantizar los recursos adecuados durante el tiempo de aplicación de programas de formación financiera en diferentes ámbitos.  La implementación de un programa de educación financiera se debe corresponder con estrategias nacionales, enfocando el esfuerzo en el trabajo coordinado con autoridades regionales y municipales.

De acuerdo con el documento de la OCDE/CAF (2020), Estrategias nacionales de inclusión y educación financiera en América Latina y el Caribe: retos de implementación, señala que las regiones todavía carecen de elementos   rigurosos de monitoreo para la ejecución de estrategias nacionales de Inclusión Financiera y Educación Financiera que permitan una mejor asignación de recursos y, en última instancia, aumentar el impacto de estas políticas públicas.

 Planificar el monitoreo y la evaluación desde la fase de diseño, con un presupuesto específico y responsabilidades claras para llevar a cabo estas actividades e informarlas al gobierno y las partes interesadas.

 Diseñar indicadores medibles de los objetivos y sub-objetivos, que permitan medir el progreso de acuerdo con los resultados de estudios de línea de base, a fin de monitorear los avances y medir el impacto en las áreas prioritarias de las estrategias.

 Seleccionar los recursos humanos adecuados para llevar a cabo el monitoreo y la evaluación. Si estos faltan dentro de las autoridades responsables de la implementación, buscar alianzas con la academia y los respetados centros nacionales de investigación.

Tomando como referencia este estudio, cualquier iniciativa   de formación en educación financiera a nivel nacional o local   puede tomar estos elementos para su diseño, o crear sus propias estrategias y contenidos de acuerdo a los resultados del estudio preliminar, pues este permitirá un enfoque más claro hacia donde se deben dirigir los esfuerzos y las estrategias para lograr una educación financiera efectiva y adaptada a nuestro contexto actual.

Síguenos en Google News