Uno de cada cuatro niños de Gaza necesita atención psicosocial. El 85% de los niños de Cisjordania ha sufrido algún tipo de violencia psicológica o física.

Por: Ernestina Herrera  |   25 May, 2021 - 5:48 pm

El reto de vivir en Jerusalén y trabajar en los territorios palestinos ocupados es que nunca se sabe lo que puede pasar. Los enfrentamientos entre militares israelíes o colonos y palestinos son la norma. La cuestión diaria es si se trata de los pequeños altercados que suelen producirse cada día o si es algo más, dispuesto a convertirse en la violencia que hemos visto las últimas semanas o, peor aún, en una guerra.

Mientras el mundo trata de entender las complejidades del conflicto palestino-israelí,  los problemas son complejos, la base que los sustenta es muy sencilla: las personas están hechas para vivir en libertad y, mientras haya una ocupación, no puede haber una paz duradera ni una solución duradera.

El temor a no despertar

Los niños y niñas de Palestina no pueden vivir en libertad. En las últimas semanas, se acuestan en Gaza, en Cisjordania, en las ciudades fronterizas de Israel, con el sonido de los fuertes e incesantes ataques aéreos y con una gran incertidumbre sobre lo que les ocurrirá a ellos y a sus familias. ¿Despertarán?

Los pobladores de Gaza se despiertan cada mañana para llamar a sus amigos y familiares y saber si siguen vivos. Hay publicaciones en Facebook de familias que intercambian los pequeños para que, si una casa de Gaza es alcanzada por un ataque aéreo, al menos un niño de cada familia sobreviva.

Aunque la infancia de Gaza han vivido el periodo más intenso, la de Cisjordania también han conocido el trauma diario. A medida que el conflicto se intensificaba, también lo hacía la reacción de los colonos israelíes y los palestinos que vivían en la Zona C de Cisjordania. Para los que no lo sepan, Cisjordania está dividida en tres áreas que forman un vertiginoso mosaico de pequeños enclaves designados como Área A, B o C. Mientras que el Área A está controlada por los palestinos, el Área B está compartida por los palestinos y los militares israelíes y el Área C es totalmente de los militares israelíes.

Ataques intensos

De las 131 aldeas de Cisjordania en las que trabaja World Vision, 47 han sufrido intensos combates en los últimos 12 días. Más de 17 mil niños y niñas  se han visto afectados. La violencia variaba en cada comunidad; a veces se producían enfrentamientos entre palestinos y militares israelíes, normalmente debido a la presencia de un puesto de control militar en las cercanías o porque la carretera que lleva a la aldea de los palestinos estaba cerrada impidiendo su acceso a servicios y suministros esenciales. Otras veces se debe a que jóvenes colonos israelíes llegaron a quemar tierras de cultivo o a dañar viviendas y el pueblo reaccionó para defenderse.

Sea cual sea la causa, los resultados son siempre los mismos. Los niños sufren. Según  investigaciones de febrero de 2020, el 85% de los niños de Cisjordania ha sufrido algún tipo de violencia psicológica o física. Es bien sabido que muchos de ellos aquí tienen pesadillas.

Dalia, de diez años, dijo que cada vez que cierra los ojos, ve la imagen de otro niño corriendo para ver a su padre moribundo por última vez.

Los niños saben lo que es ser registrados por militares que llevan M-16 cuando pasan por los puestos de control de camino a la escuela. Saben lo que es que los militares entren en su escuela durante las horas de clase. No desconocen las demoliciones de viviendas ni los gases lacrimógenos. Zein, de siete años, nos dijo esta semana pasada: “Tuve mucho miedo cuando pasamos por un puesto de control israelí a la entrada de mi pueblo. Tenía miedo de que los soldados nos dispararan a mí y a mis padres. Me puse a llorar y les dije que volviéramos a casa, que no quería salir más”.

En los últimos 12 días, 43 niños y 23 niñas de Gaza han perdido la vida junto con otros dos de Israel. No tienen agua corriente en la mayoría de las zonas y nos dicen que en la ciudad de Gaza no se puede tirar de la cadena debido a los daños en los sistemas de alcantarillado. Hay escuelas que necesitan ser reconstruidas. La covid-19 sigue siendo una preocupación importante. Las organizaciones humanitarias se apresuran a llevar la ayuda que tanto necesita la población de Gaza durante el frágil alto el fuego.

En Cisjordania se realizan evaluaciones para ver qué daños críticos hay en los hogares de los pueblos afectados y qué servicios necesitan los niños después de la violencia. Estas evaluaciones revelarán la necesidad de primeros auxilios psicológicos y apoyo psicosocial, es decir, ayuda humanitaria de primera necesidad. Estos servicios serán un comienzo para ayudar a los niños a procesar sus experiencias, sus miedos y su terror, como a Dalia y Zein.

Síguenos en Google News
NOTICIAS RELACIONADAS
Reportan en México 2 mil 37 homicidios de menores durante el 2021
Entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año fueron registrados 2 mil 37 asesinatos de menores de 0 a 17...
Leer más
Cada 23 hora es asesinada una mujer en Honduras
Al menos 314 mujeres han sido asesinadas este año en Honduras en hechos relacionados con la violencia de género. La dramática...
Leer más
Secta religiosa condenada por asesinato de mujer embarazada y 6 niños
Siete de los diez miembros de una secta religiosa en Panamá, de nombre “La nueva luz de Dios” acusada...
Leer más
Río de Janeiro cancela fiesta de fin de año por variante Ómicron
El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció este sábado la cancelación de la fiesta oficial de fin...
Leer más
La tormenta Jawad tocará mañana la costa de la India
La tormenta ciclónica “Jawad” tocará tierra en la costa este de la India durante la primera hora del sábado y las autoridades  han...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.