Se le pueden ver en grupos de dos y hasta de cuatro promocionando bombones, carameros de menta, mangos, aguacates y otros frutos y golosinas, mientras que también hay los que se suben a las unidades colectivas de transporte público para cantar y recoger algo de efectivo.

Por: Omar Padron  |   24 Ago, 2021 - 6:22 pm

Hoy en día cuando el covid-19 ha arreciando en Maturín, capital del estado Monagas, y su economía paulatinamente recuperándose y el cese de actividades escolares, la calles de la ciudad capital están llenas de “guarichos” trabajando para conseguir algo de dinero y llevar la comida a sus casas.

Se le pueden ver en grupos de dos y hasta de cuatro promocionando bombones, carameros de menta, mangos, aguacates y otros frutos y golosinas, mientras que también hay los que se suben a las unidades colectivas de transporte público para cantar y recoger algo de efectivo.

En definitiva el trabajo infantil marcha a veloz paso y producto de ello la gran cantidad de menores de 12 años como buhoneros en las diferentes calles cargando con paquetes y cajas de dulces. Algunos van acompañando a sus padres para conseguir más dinero y así ir al mercado y comprar un poco más barato.

En la avenida Bolívar, muy cerca del palacio del Gobierno regional y ante la vista de funcionarios policiales y demás que transitan por el referido sitio, en pleno casco central, dos niñas, una de 12 y otra de 13 años de edad, venden chocolates en un banquito plástico que en otros tiempos les serviciaría de juguetes.

Viven en La Puente y cursan estudios de primaria, y como están de vacaciones de la escuela aprovechan el tiempo de poder estar en casa para apoyar a su papá que desde hace 4 años trabaja el comercio informal.

En otros casos, maturineses han denunciado que grupos de niños son inducidos por adultos no solo para vender arepas o chupetas, sino que también a pedir dinero y aprender ciertas mañas.

Sobre el tema del trabajo infantil, que en muchos casos se desconoce si estamos ante una explotación, la cual está penada en las leyes venezolanas,  Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap) citando a la ONG World Visión,  refiere que en Venezuela  se incrementó el trabajo infantil en un 20 %.

De acuerdo al trabajo presentado con el nombre de  Una Espada de Doble Filo, cuyo documento describe los riesgos de protección que enfrenta la niñez durante la pandemia,  los trabajos a los cuales están sometidos los niños se encuentra la mendicidad en un 28% de los encuestados.

Seguido del trabajo doméstico 26 % y las ventas ambulantes 19 % y otro  15 % de los niños y niñas que son obligados a vender drogas.

De acuerdo al informe que presentó Cecodap, se describe la mescolanza de una emergencia humanitaria compleja y las condiciones forzadas por la pandemia del virus chino, los infantes pasan hambre el 73% de los hogares.

Pobreza en aumento

El trabajo infantil es un reflejo claro del aumento desmedido de la pobreza donde el poder adquisitivo del venezolano es de un mínimo integral  que llega a los 10 millones de bolívares, es decir 2.5 dólares.

Esta situación empuja entre otras cosas a que se disparen los niveles delictivos y el tema del trabajo infantil. Cecodap  explica que  cuando la pobreza aumenta un 1%, el trabajo infantil aumenta un 0,7% en algunos países, según la referencia de un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

“En tiempos de crisis, el trabajo infantil se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias. A medida que aumenta la pobreza, las escuelas cierran y la disponibilidad de servicios sociales disminuye. Más niños son empujados a la fuerza laboral”, comentó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Investigación a iniciar

La presidenta del Consejo Municipal de Derecho del Niño, Niña y Adolescente (CMDNNA) de la Alcaldía de Maturín, Evelyn Azócar, informó que en la actualidad se le concede el permiso para poder laborar a los adolescentes de 14 años que realicen la petición ante los entes correspondientes.

Azócar comentó que cuando se inicia este trámite legal, los padres no asisten a los llamados y el caso queda estancado por no contar con la aprobación de los representantes.

Sobre los niños que salen a la calle a trabajar comentó que, iniciaran una investigación por el aumento de los menores dedicados a esta actividad.

La funcionaria acotó que mantienen un minucioso seguimiento a los niños que pernoctan en el Mercado Nuevo, de Los Bloques, puesto que, al parecer, aseguran salir a jugar a casa de algún amiguito y van al sitio para pedir o trabajar.

Fotos: Uriel Azcanio

NOTICIAS RELACIONADAS
Reportan caída en las ventas de gallinas vivas en más de 70%
La tradicional venta de gallinas vivas muy propia de esta época, ha caído en más de 70% en los escasos...
Leer más
Monagas sin nuevos casos de coronavirus este 7Dic
A 632 días de la llegada del coronavirus a Venezuela, Monagas no registra nuevos casos del virus, esto según el informe presentado por la...
Leer más
El cambio en Monagas arrancó en las avenidas Cruz Peraza y Raúl Leoni de Maturín
El cambio que prometieron para Monagas arrancó y se materializó en las avenidas...
Leer más
A los monaguenses no les interesa la política, solo su sobrevivencia
Los sondeos de opinión indican que el 77 % de la población desearía un cambio político en Venezuela, apenas...
Leer más
Concejales conmemoraron 261 aniversario de la histórica Maturín
Uniéndose a la celebración que embargó al municipio Maturín este 7 de diciembre, ediles del Concejo...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.