A través de una tesis de Evaluación Fitosanitaria de los árboles de la plaza Bolívar de Maturín se conoció el daño que han sufrido los árboles en la capital del estado Monagas. Predominan entre los factores de riesgos la acción del hombre en la mutilación, falta de sistema de riego y mantenimiento, así como la sustitución por planticas que no dan sombrío

Por: Omar Padron  |   14 Jul, 2021 - 4:57 pm

El esplendor de la ciudad distinta, catalogada así por los maturineses cuando en décadas pasadas sus plazas, calles y avenidas lucían impecables y cuidadas, atrajo a muchos que vieron en ella un sitio tranquilo para vivir y desarrollarse.

Maturín, capital del estado Monagas, llegó en un tiempo no muy lejano a ser comparada con el boulevard de California de Estados Unidos, por su pulmón vegetal en la avenida Bolívar en pleno centro de la ciudad; inmensos árboles adornaban los diferentes espacios de recreación y esparcimiento.

Ante este escenario, un estudio reciente de la Universidad de Oriente (UDO) Monagas revela que el atractivo de la ciudad decayó por múltiples factores biológicos, ambientales y por la mano del hombre, esta última con gran fuerza y ha devastado parte de los árboles de los cuales de desconocen su edad y vital útil.

La tesis presentada por la profesora y PhD María Claudia Sánchez, titulada Evaluación Fitosanitaria de los árboles de la plaza Bolívar de Maturín, demuestra los agentes de daño, entre ellos: el abiótico de intensidad baja en 100 porciento de los árboles generado por estrés hídrico y deficiencia de nutrimentos, seguido de las afectaciones por el hombre cuya intensidad es media alta y afecta el 100% de las plantas que han sufrido mutilaciones, daños al fuste y raíces.

Le siguen fanerógamas y otras de intensidad baja en el 87% producto de los bromelias y guate-pajarito. Así como también por la presencia de insectos que se ubicó en el 35% y la causan comejenes y hormigas, entre otras.

Durante la ponencia, Sánchez hizo énfasis a la situación actual de otras plazas de Maturín y determinó como factor de riesgo para los árboles la falta de un sistema de riego, mantenimiento y transito por las áreas verdes.

Y como un factor superior tipificó  la acción del hombre, “cuando se hace remodelación de plazas le hacen remozamientos de cominerías y colocan planticas y no tienen plan para mantenimiento”.

Agregó que estas observaciones se las harán llegar al ciudadano Alcalde Wilfredo Ordaz, para que tengan en cuenta ciertos aspectos ambientales al momento de alguna obra de embellecimiento en la ciudad.

“El personal de mantenimiento no tiene conocimiento en el área de las podas. No se tiene en cuenta el tamaño de las plantas; cuando van a estar adulta y están sembrados cerca de otras, la de mayor envergadura opaca la más pequeña y la debilita”.

“No tienen sistema de riego, pese a la lluvias en Maturín también hay un tiempo de sequias y afecta a las plantas. El exceso de coberturas debe dejar espacio para que los árboles reciban agua sin un servicio de riesgo”, comentó.

Cultura de cuidado de árboles

Para María Claudia Sánchez lamentablemente los políticos que ejercen funciones públicas no toman en cuenta ciertas situaciones.

Sobre la deforestación reciente para algunas obras de embellecimiento, “los árboles no estaban enfermos ni mal ubicados. Desconozco los motivos de la remoción”.

“Necesitamos muchos árboles porque Maturín es una ciudad que tiene zonas inhóspitas y el sol  es intenso y no hay donde resguardarse. El Ministerio del Ambiente no ha tomado cartas en el asunto para evitar este vandalismo contra los árboles”, aseveró.

Sánchez aseguró suministrarán también esta información a Corpoelec, “cuando ocurre un corto proceden a quitar todas las ramas. Existe una propuesta del cableado subterráneo y por los robos se retomó superficial y cuando lo arboles crecen las copas alcanzan las guayas”.

Alertó de igual manera que “hay muchos árboles sembrados en lugares no adecuados. Cuando se siembra no toman en cuenta ni frondosidad que éste puede alcanzar”.

No hay registro de vida útil

La doctora Sánchez acotó  que “no hay estadísticas  ni información cuando se sembraron los árboles, no se sabe qué vida tienen y no sabemos cuál es la vida útil que le quedan. Nos queda es hacer evaluaciones y conocer las características para mantenerlos el  mayor tiempo posible”.

Por último sugirió “deberían quitar los que están torcidos, pequeño  y sembrar otros que ayuden al sombrío y belleza de las plazas públicas”.

NOTICIAS RELACIONADAS
Gobierno Bolivariano atiende a 1.785 familias con ferias del campo
Mil 785 familias monaguenses fueron atendidas durante dos jornadas simultáneas de distribución de alimentos...
Leer más
Casco central de Maturín tiene tres días sin suministro de agua
Vecinos de diferentes sectores del casco central de Maturín parroquia San Simón, denuncian que desde hace...
Leer más
Apagones eléctricos acaban con los artefactos de maturineses
Los constantes cortes de electricidad que se han registrado en las últimas semanas, tiene a muchos maturineses...
Leer más
Monagas se acerca a los 9 mil 200 casos de coronavirus
En el balance diario publicado este viernes por el ministro de Comunicación e Información, Freddy Ñáñez, el estado Monagas registró...
Leer más
Estudian habilitar las gasolineras subsidiadas en semanas radicales
Ante un mejoramiento de la distribución de gasolina en Monagas y la baja incidencia de colas en las estaciones...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.