Hasta el dólar sufre hiperinflación en Venezuela, mientras que los venezolanos se mantienen un poco con las remesas que sustituyen al salario

Por: Ernestina Herrera  |   23 Mar, 2021 - 10:35 am

Venezuela constituye el único país donde hasta el dólar sufre un proceso hiperinflacionario  así se demuestra en el  aumento del costo en dólares de la canasta de alimentos.

En Venezuela ni los ingresos en divisas están a salvo: el costo en dólares de la canasta alimentaria entre enero y febrero subió de 254,25 a 281,97 dólares, lo que representa un incremento de 10,9% o de 27,72 dólares, de acuerdo con las cifras presentadas por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM)

La crisis hiperinflacionaria del país esta desde noviembre de 2017 y sin esperanzas de que sea superada este año 2021. Entre enero y febrero aumentó casi 30 dólares debido a que los precios en bolívares siguieron subiendo mientras que el tipo de cambio, tanto el paralelo como el oficial, se mantuvo estable, proceso que se conoce como sobrevaluación de la moneda. Inició febrero en 1.737.000 bolívares y cerró en 1.890.000 bolívares, un aumento, de 100.000 bolívares, que no fue tanto comparado con el que registró en enero, cuando subió más de medio millón de bolívares.

La situación, sin duda, es peor para los venezolanos que perciben únicamente bolívares o que su acceso a divisas no es tan frecuente.

De acuerdo con el Cendas, el precio de la canasta Alimentaria familiar de febrero de 2021 se ubicó en 535.756.684 bolívares, más de medio millardo de bolívares, lo que significa un aumento de 78.103.616 bolívares o de 17% con respecto al mes de enero de 2021, cuando se situó en 457.653.067 bolívares, y 1.914,5% entre febrero de 2020 y febrero de 2021.

En febrero Venezuela registró una tasa de inflación de 50,9% y de 4.311% en comparación con febrero de 2020, lo que significa una aceleración importante de la inflación que en enero había alcanzado 3.478% en términos interanuales.

El reporte del Cendas indica que en febrero se requirió el equivalente a 446,46 salarios mínimos (1.200.000) para poder adquirir la canasta alimentaria, referida a una familia de cinco miembros, es decir, 14,88 salarios mínimos cada día (17.858.556 bolívares diarios o 9,39 dólares diarios).

Todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio: azúcar y sal, 38,2%; cereales y productos derivados, 37,1%; pescados y mariscos, 27,8%; raíces, tubérculos y otros, 25,6%; grasas y aceites, 20,6%; carnes y sus preparados, 16,2%; leche, quesos y huevos, 15,5%; salsa y mayonesa, 12,9%; café, 10,2%; granos, 10,1% y frutas y hortalizas, 2,4%Por otro lado, el costo promedio de un almuerzo para un trabajador es de seis dólares, cuando el monto del ticket de alimentación es de 1.200.000 bolívares mensuales, menos de un dólar mensual.

Los expertos explican que las causas de la hiperinflación siguen siendo las mismas: la emisión monetaria del Banco Central para financiar el déficit fiscal en medio de una caída de los ingresos fiscales.

Remeses sustituyen el salario como medio de vida

Las remesas sustituyeron en buena medida al salario, las pensiones y jubilaciones como medio de sustento en Venezuela, asegura la Central de Trabajadores UNETE al referirse al impacto de esta variable en las condiciones de vida de la familia a nivel doméstico.

“En el año 2019 las remesas alcanzaron 3.500 millones de dólares y en 2020 cerca 1.600, lo que es muy superior a los entre 400 y 550 millones de dólares que representaron los sueldo de la administración pública, las pensiones y jubilaciones para 7 millones de Venezolanos” indicó el vocero de UNETE, José Antonio García.

Con anterioridad, García advirtió, que las políticas económicas aplicadas y en especial las referentes a salarios y pensiones evidenciaron su incapacidad para garantizar el sustento de la población.

“Se estima que más del 40% de las familias Venezolanas reciben remesas de parte de millones que han emigrado del país, sin esos envíos, sería incalculable el porcentaje de personas padeciendo de hambre y sin poder palear la crisis. En este momento y desde hace algunos años son los migrantes la solución al sustento de sus familias, mientras el Estado se muestra inerte e incapaz” afirmó García.

UNETE pronostica un incremento de las remesas para este año respecto al pasado, lo cual tendrá su impacto en el sustento de las familias Venezolanas, sin embargo, señala que el futuro para lo que resta del año 2021 respecto al salario, las pensiones y jubilaciones es sombrío, porque el régimen no tiene medios para resolver esta problemática.

NOTICIAS RELACIONADAS
Maduro dio 72 horas para elaborar mapa de distribución de diesel agrícola
Durante una nueva jornada de Miércoles Productivo a través de videoconferencia, el presidente Nicolás Maduro...
Leer más
Inició pago de pensionados correspondiente al mes de mayo
El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) informó que este miércoles 21 de abril inició el pago correspondiente al mes de...
Leer más
Se necesitan 268 salarios mínimos para tener un pasaporte venezolano
El director del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), Gustavo...
Leer más
Banco Occidental de Descuento actualiza montos para pago móvil
El pago móvil, ha sido una alternativa para los comercios, porque al momento de realizar sus ventas, el...
Leer más
UCAB afirma que alimentación venezolana está comprometida
A propósito de la llegada a Venezuela el director del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), David...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad