Un grupo de investigadores peruanos lleva a cabo un estudio que busca rastrear e identificar posibles nuevas cepas o mutaciones del covid-19 en Perú, pero se han encontrado cepa similar en Chile.

Por: Ernestina Herrera  |   27 Abr, 2021 - 11:17 am

La iniciativa, cofinanciada por el Concytec, es liderada por el Dr. Pablo Tsukayama, investigador y docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, quien explica que el estudio tiene como objetivo caracterizar las variantes genéticas del covid-19 que circulan en Perú y que se ha detectado también en Chile y establecer un sistema de vigilancia ante la aparición de estas mutaciones.

Tsukayama indica que, actualmente, se analizan de 150 a 200 genomas por mes, y que el presupuesto les permitiría obtener un total de 1,500 muestras examinadas en este año. “Es bueno tener financiamiento adicional, pero sigue siendo insuficiente, pues necesitamos analizar muchas más. Hay países que están analizando 1,500 genomas por semana”, revela.

La recolección de muestras está a cargo del Instituto Nacional de Salud (INS), aunque también participan la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Universidad Nacional San Agustín (Arequipa), y la Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza (Amazonas).

El Dr. Tsukayama revela que la característica principal de los países en donde se han encontrado variantes peligrosas del virus, como Reino Unido, es que estos cuentan con ‘robustos sistemas de investigación’, lo que les permite buscar mutaciones a gran escala y, por ende, encontrarlas.

“Nosotros no estamos buscando mucho, y por eso no encontramos, pero yo estoy seguro de que sí hay una variante peruana con propiedades distintas circulando en el país”, sostiene el investigador.

La relevancia de establecer estos sistemas de vigilancia es que nos permitirá enfrentar diversas mutaciones y sus nuevas características (que incluyen mayores índices de contagio y el incremento de la mortalidad del virus).

Por el momento, el monitoreo se realiza en Arequipa, Lima y Amazonas, aunque debiera ser a nivel nacional, y en Santiago de Chile .

“Las características de una nueva cepa del covid-19 dependen del azar, pero mientras más gente se siga infectando, es más probable que siga mutando”, explica Tsukayama, quien considera también que, con el inicio de la inmunización contra el virus , es probable que surjan nuevas cepas, pues la vacunación ‘genera una presión sobre el virus para que este burle la defensa y escape’.

La muerte por Covid , una muerte en solitario

En Santiago de Chile estaban acostumbrados a tener pacientes críticos, pero la pandemia dio un vuelco en 180 grados. La covid-19 es una enfermedad muy traicionera. Nunca sabes cómo los pacientes van a reaccionar y, de un minuto a otro, se pueden descompensar.

No hay duda de que la segunda ola y la tercera ola ha sido mucho peor que la primera. No sé sabe si los pacientes están llegando tarde o el virus está siendo más virulento, más catastrófico, pero están presentando exámenes muy malos. Vivir la enfermedad desde el centro de urgencias de Santiago, la capital chilena, ha sido un trabajo extremadamente duro.

Los pacientes con covid están pronados (boca abajo), entonces es muy complicado tratarlos. Requiere a mucho personal, tener seis ojos en el monitor y seis ojos en el paciente. Si cae en paro, tienes que voltearlo para hacerle un masaje. Siempre se tiene que estar preparado para lo peor.

El proceso post mortem en el caso de la covid-19 es muy caótico, muy triste. Introducir a un paciente en una bolsa mortuoria . Va con su nombre encima de esta bolsa a anatomía patológica y de ahí directo al ataúd. Y no se abre más, se sella, y sus familiares no vieron su cara, nunca más. El personal de salud tiene la labor de introducir los cuerpos en bolsas murtuorias por miedo al contagio.

Se tiene que contener a la gente afuera del hospital. Ruegan para poder entrar para poder abrazar a sus familiares muertos. El protocolo no lo permite.

Cómo se explica que pese a la exitosa campaña de vacunación Chile tenga la tasa de contagio más alta.

La covid-19 ha puesto en evidencia la desigualdad, tanto en el sistema de salud como en la vida diaria de las personas. Sabemos que los más humildes, la gente más pobre, es la que está perdiendo la batalla en esta pandemia.

NOTICIAS RELACIONADAS
El Salvador recibe medio millón de vacunas chinas Sinovac
A las 7:30 de la noche de este martes 18 de mayo, El Salvador estará recibiendo un nuevo cargamento de la vacuna china Sinovac para seguir...
Leer más
Venezuela reportó 1.114 nuevos casos de Covid-19
El ministro de comunicación, Freddy Ñáñez este lunes informó que el país en las últimas 24 horas reportó mil 114 nuevos casos de...
Leer más
“Los niños son la clave para acabar con la pandemia”
Para el catedrático de epidemiología de la Universidad Johns Hopkins, David Celentano, los niños juegan un...
Leer más
Expertos: La pandemia del nuevo coronavirus “pudo haberse evitado”
La pandemia del nuevo coronavirus que ha matado a más de 3,3 millones de personas, y destruido la economía...
Leer más
Crónica de la cotidianidad en pandemia
Debo señalar que siempre he tenido tentación de hablar sobre lo cotidiano. De allí que me atreva a hablar en primera persona algo que muy inusualmente hacemos los...
Leer más
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente conectado a la actualidad

Suscribirse a Notificaciones

Concede permiso a El Periódico de Monagas para recibir alertas de las últimas noticias y mantenerte conectado a la actualidad.