17 de mayo de 2017 | 55 Visitas hasta ahora...

¡Toma el control en la cama!

Control

A la mayoría de las les gusta ser dominadas en la cama. Y no me refiero a usar vendas, esposas o el uso de una ‘habitación roja,’ sino el simple hecho de dejar que alguien más tome la iniciativa. Y está bien, cada quien tiene sus gustos, pero ¿no te gustaría darle la vuelta y ser tú quien tome el control en la cama?

¡Toma el control en la cama!

Desvístelo lentamente: No hay nada como el sonido de tus manos deslizando el zipper de sus jeans. Haz que escuche cómo lo desvistes, sea con tus manos o boca, y conquístalo con una mirada coqueta.

Dale una nalgada: ¿Quién dice que sólo la mujer puede recibir nalgadas? Quizá no sea lo más erótico del mundo, pero su trasero también se merece tu atención. Si se distrae mientras los desvistes, dale una nalgada amistosa o una pequeña mordida.

Jala su cabello: para pedir su atención o para hacerle saber que está haciendo bien las cosas. El chiste es tomar el control, y no hay nada más accesible que su melena.

Habla sucio: Puede ser algo inocente como: “Me gusta cuando…” o da órdenes cuando sea necesario. “más rápido,” “más duro”. Hazle saber que estás ahí y que mereces el mismo placer.

Desnúdate: La mejor forma de tomar el control es quitarte la ropa y sentirte la mujer más hermosa del mundo. Además de que elevará tu autoestima, él estará encantado de tu iniciativa.

Muérdelo: Puede ser desde una pequeña mordida en el labio, como una más salvaje en el cuello o pezones. Es una forma de controlar, pero también de agregar la relación de placer y dolor que muchos desean.

Tócate: Ten la confianza de tocarte cuando sea necesario. Al incorpora la masturbación al sexo entre pareja, no sólo te haces feliz a ti, sino también a tu hombre. Es tu placer, y estás dispuesta a hacer lo que sea para conseguirlo.

Eme de Mujer


Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

CARICATURA