21 de marzo de 2017 | 459 Visitas hasta ahora...

Su sobrino lo asesinó por accidente de un balazo en la cabeza

La víctima fatal respondía al nombre de Odniel Herrera de 31 años, quien tenía su residencia en la parroquia El Tejero del municipio Ezequiel Zamora

Cicpc Morgue

En horas de la tarde de este domingo un macabro hecho sacudió a una familia en el sector San Rafael de Areo, ubicado en la parroquia Viento Fresco del municipio Cedeño

Transcurrió que un menor de 15 años, usando un arma de fuego de fabricación artesanal, se encontraba con otro ciudadano, conocido por él, quien según guardaba parentesco de segundo grado, manipulando el instrumento como una forma de juego donde se disputaban si el mismo era capas de matar o no.

Al parecer en un momento de descuido, y por desconocimiento del menor, uno de los dos jugadores se puso de espalda y  el adolescente confiado que el “chopo” no poseía municiones, la accionó, propinándole el balazo directo en la cabeza.

La víctima fatal respondía al nombre de Odniel Herrera de 31 años, quien tenía su residencia en la parroquia El Tejero del municipio Ezequiel Zamora.

Se supo que tras lo ocurrido el presunto homicida aviso a su progenitora sobre lo que accidentalmente había hecho, y esta lo entregó en un comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Otras versiones apuntaron a que tanto la víctima como el agresor iban a una gallera en el lugar donde ocurrieron los hechos, y  accidentalmente accionó el arma de fuego que alcanzó la parte occipital de Herrera.

Fuentes extraoficiales aseveraron que el caído era padrastro de su verdugo y sabia de la tenencia y existencia del armamento.

Redacción: Luis Enrique Hurtado 

Reporte: Mauricio Bolívar

 


Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

Cari 10