14 de septiembre de 2017 | 585 Visitas hasta ahora...

Gracias

Por: Luis Eduardo Martínez | @Luisemartinezh

Luis Eduardo Martínez Hidalgo

Hace poco más de 3 años, Acción Democrática, partido en el cual milito desde muy joven, me postuló, sin consultarme previamente, como su candidato a gobernador de Monagas. Viajaba a Maturín desde Lechería, cuando mi hijo mayor me llamó para informarme que en la radio mencionaban mi nombre. Puse la emisora que me indicó y efectivamente la diputada Sandra Alfaro hacia el anuncio en cuestión.

Pude haber dicho que no, cuando me encontré rato después con ella. Desde mi renuncia a la gobernación había rehecho mi vida y la de mi familia.  Dedicado al quehacer educativo liderando proyectos relevantes en Venezuela y el extranjero, llevábamos una existencia tranquila, plena de satisfacciones y de retos y seguramente nadie en su sano juicio hubiese apartado tanto para sumergirse en el fragor de la política venezolana y menos en tiempos tan complejos.

Como Santos Luzardo, sucumbí al llamado de mi tierra y no me arrepiento de ello.

Han sido muchos meses de alegrías y de reencuentros, de luchan por los valores y creencias que en mi nacieron muchacho. Son demasiados los momentos gratos y los hombres y mujeres con quienes he compartido ilusiones y esperanzas y con esto me doy por satisfecho.

Este domingo 10 de septiembre se realizaron las elecciones primarias y en mi caso los resultados no fueron favorables. En la noche recordé una frase que oí niño de Rafael Caldera: “el pueblo nunca se equivoca” y demócrata que soy reconocí de inmediato el triunfo de Guillermo Call.

Son muchas las gracias que de corazón debo dar; a Dios y la Virgen del Valle, a mi familia especialmente a Larissa –a quien amo y admiro cada día más, protagonista de una victoria arrolladora en Delta Amacuro y a la cual brindaré todo el apoyo que me sea posible-, a mis hijos -especialmente a Gustavo, Elías y David que se entregaron a fondo en la campaña-,  al liderazgo de AD con Henry Ramos y Sandra Alfaro primeros, a los muchos aliados, a los miles de monaguenses que confiaron en mí a pesar de mis errores pasados y presentes. A todos muchísimas gracias.

Soy un militante disciplinado y orgulloso del partido del pueblo y de la Unidad y a ambos me debo. Mi compromiso con una #MonagasDePrimera no ha terminado, ahora con más fuerza y fe sigo adelante porque las razones que me motivaron siguen allí y más acentuadas. El empobrecimiento generalizado, la inseguridad, el desabastecimiento, la crisis de los servicios públicos con especial dramatismo los de salud y educación, la carestía de la vida, la falta de oportunidades para los jóvenes, las violaciones a los derechos humanos y el atropello contra principios fundamentales de la democracia están más presentes que ayer y demandan un pronto cambio que confiamos sea con votos y en paz, soportado en el esfuerzo de quienes deseamos una Venezuela distinta


Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

CARICATURA - 06 NOVIEMBRE (LUNES)