21 de marzo de 2017 | 33 Visitas hasta ahora...

Familias se ven obligadas a cargar agua en el sector La Fe

Diariamente hombres, mujeres y niños buscan el líquido en zonas privilegiadas de la Tierra de la Curagua

35

Sedientos bajo el inclemente sol y padeciendo un eterno calvario, así sobreviven las familias en el sector La Fe, municipio Aguasay debido a la escasez agua, situación que los obliga a cargar diariamente el líquido en comunidades privilegiadas que sí cuentan con el servicio. Aproximadamente 85 familias son las afectadas por la falta de producción acuífera de un pozo que fue perforado hace dos años y que aún no suelta ni una gota de agua.

“Vamos todos los días con una carretilla al sector Guanipa, que está como a 500 metros, o sino a Los Chaimas, un poco más lejos, son como dos kilómetros, así vivimos aquí, parecemos camellos y nadie resuelve esta problemática”.

Así lo comentó Xiomara Durán, ama de casa, quien destacó que llenan entre tres y cinco tobos que les sirven para un día y los utilizan para cocinar y el aseo personal.
Migdelis Freites, otra de las afectadas, señaló que un botellón de agua potable de 20 litros cuesta 650 bolívares y no es factible comprarlos porque no tienen los recursos suficientes, “tenemos que ir a cargarla porque no hay dinero para eso, apenas nos rinde para los alimentos, el agua es vital para todas las labores del hogar y la higiene personal, es un servicio que cuando falta pone en peligro la salud de todos”.

Llegando con su carro, Samuel González expresó que entre las familias se ayudan para surtirse del líquido porque tampoco envían cisternas para abastecerlos.

“También en nuestra comunidad hace falta varias lámparas porque en la calle principal sólo un bombillo está funcionando. La oscuridad se presta para que los delincuentes hagan de las suyas sin ningún reparo”.

Los perjudicados esperan que las autoridades locales solventen este problema para garantizar el servicio.

Jordanny Rojas 


Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

Caricatura