10 de enero de 2018 | 297 Visitas hasta ahora...

Estos datos te convierten en una fiera en la cama

fiera en la cama

¿Quieres saber si eres una mujer que satisface sexualmente a su pareja? Si has tenido encuentros sexuales bajo estas circunstancias, ¡ten por seguro que eres su diosa del placer!

Sexo entre dormida y despierta

A veces estás tan casada que lo único que quieres, es dormir. Pero cuando tu pareja se despierta más fogoso de lo normal, cedes a cumplir sus eróticos deseos, ya que te gusta complacerlo.

Además, toda la experiencia es mucho más memorable simplemente porque lo estás haciendo sin comprometer ninguna célula cerebral y en realidad puedes recordarla.

Sexo de celebración

Cuando realmente amas a alguien, su felicidad es tuya. ¿Qué mejor manera para celebrar que teniendo sexo con la pareja? Cualquier pretexto es válido a la hora de las caricias.

Un éxito profesional, su cumpleaños, su aniversario, ¡las celebraciones sobran!

Sexo para alegrar a la pareja

Todos tenemos días malos y por eso es que nos sentimos muy mal en ocasiones. Si estás en una relación, es tu trabajo detectar cuándo tu pareja se puede beneficiar de un estímulo del ego y hacer lo que puedas para sacarlos de la rutina en la que se encuentran. Una de las maneras más efectivas de hacerlo es seducirlo para que se olvide de sus problemas brindándole el mayor de los placeres.

Sexo desenmascarado

Una vez que la ira se desvanece y recuerdas cuánto lo amas, y por qué, el siguiente paso es el sexo libre de maquillaje. Cuando tienes la suficiente confianza con tu pareja, no importa si tienes el maquillaje perfecto. Solo se enfocan en hacer del momento, lo más placentero para ambos, no importa que tu rimel y el labial estén arruinados.

Sexo por complacencia

En ocasiones, no tienes ánimo para tener sexo con tu pareja (pero él sí) así que comenzará a hacerte cosquillas en el estómago o besarte en tus puntos más débiles. Y tú cedes aunque no tengas tantas ganas, ya que crees que en algún momento a ti te pasará lo mismo. Además, te gusta complacerlo al máximo.

Sexo al despertar

Hay días que requieren presionar el botón de repetición y usar esos doce minutos adicionales para jugar desnudos. Cuando se tiene sexo por las mañanas, te sentirás más relajada y feliz durante el día. Esa diversión mañanera satisfactoria a lo largo de las horas, hasta que vuelvan a estar juntos y puedas hacerlo todo de nuevo.

Sexo cuando uno de los dos está enfermo

Cada pareja termina enferma simultáneamente en algún momento de sus vidas pero eso para ustedes no importa que no estén del todo bien de salud, están dispuestos a complacer sus más oscuros deseos. Una clara muestra de que su amor y confianza, han pasado al siguiente nivel. Ya que no cualquiera tendría sexo con alguien enfermo.

Sexo rutinario

Cada pareja finalmente cae en una especie de rutina sexual, pero lo que califica como “normal”. Sin embargo, la intimidad con tu pareja no tiene por qué ser aburrida o desepcionante.

En todo caso, probablemente seas muy buena para relacionarte en una posición particular. Así que siéntete orgullosa de tu estilo y utiliza esas estrategias de rutina como quieras sin temor a ser aburrida.

Sexo en público

Hacerlo al aire libre es un elemento común de la lista de deseos para las parejas. Ni siquiera es tan difícil de ejecutar, por lo que vale la pena la emoción que conlleva, y la historia compartida que se revivirá a partir de entonces.

Sexo nostálgico

Una vez que han estado juntos durante un período prolongado, acumulan un vasto archivo de recuerdos que pueden ser disparadores románticos extremadamente poderosos.

Mirarás a los ojos de tu amante durante el acto y te sentirás feliz de que tengan esa conexión tan increíble. Te sentirás atraída por él cada vez más por brindarte esos por momentos llenos de amor y pasión ardiente. // Soy Carmín


Loading...

Edición impresa

1

En Twitter...

Caricatura

16 caricatura